• Accesorios
• Anillos Masculinos
• Arneses y Complementos
• Consoladores - Dildos
• Cosmetica Erotica - Afrodisiacos
• Cueros y Sado
• Desarrollador de Erección
• Dilatadores
• Doble Penetracion
• DVD Hot
• Esposas
• Estimulador Masculino Prostático
• Estimuladores con Vibrador
• Extensiones y Fundas Masculinas
• Inflables
• Kits
• Lencería y Disfraces
• Lubricantes - Cremas Intimas
• Preservativos
• Protesis Hueca Masculina - Extensión
• Servicios
• Vibradores Funy - Novedad -
• Vibradores y Rotadores


Historia de los Juguetes Sexuales

Todas las culturas, desde hace miles de años han tenido juguetes sexuales de distintos tipos. Existen testimonios de hace más de 3.000 años que mencionan artículos y objetos destinados al placer sexual en Roma, Grecia, Egipto, China, Japón e India. Es decir todas las grandes civilizaciones de antaño, las más cultas y evolucionadas lograron dotarse de objetos de madera, cera, cuero y hasta metal, para utilizarlos como accesorios en la actividad sexual.

Existen antiguos manuscritos chinos que hacen referencia a la práctica de atar la base del pene con un pañuelo, a fin de prolongar la erección. De ahí provendría el desarrollo de los anillos peneanos.
Asimismo la cultura Hindú, incluso antes del conocido Kamasutra describe dildos o consoladores de cuero con incrustaciones y de madera pulida.

La cultura griega adoraba a Afrodita, a quien se ofrendaba con ritos de amor, fecundidad y sexo, donde era frecuente el uso de accesorios. Encontramos también que en la medicina griega, de donde emergió Hipócrates, se describe como enfermedad el "útero ardiente", que era tratado provocando orgasmos con objetos. Era tan frecuente su uso, que estaba establecido que las mujeres solteras griegas debían utilizar sus "olisbos", que eran penes de madera que se embadurnaban con aceite de oliva.

Los Chinos fueron particularmente exquisitos en sus afanes por proporcionarse mayor placer creando líneas de accesorios, como las "Bolitas Chinas" que se mantienen hasta hoy.

En algunos sectores del norte de África y sur de Asia se han encontrado antiguos consoladores hechos con fecas de camello, a modo de masa, y recubiertos con resinas vegetales impermeables. Esta formula permitía moldearlos en distintos tamaños y formas.

Pero no sólo las culturas antiguas hicieron de estos elementos algo habitual. A fines del siglo XIX existió una incipiente industria de accesorios sexuales, que coincidieron con algunos avances de la medicina y con los éxitos de la revolución industrial. Eso significó que la medicina los incorporara en el tratamiento de lo que en esa época se identificaba como la "hiperemia pélvica" la "histeria paroxística". El uso médico se extendió por más de 30 años, hasta que el Dr. Freud estableció las bases de la sexualidad moderna, donde se reconoce el "derecho" al placer de las mujeres, y por tanto se dejó de considerar la ansiedad sexual como una enfermedad.

Esto se realizaba con un masaje manual del clítoris por parte del médico, sin embargo, en 1880, el Dr. Joseph Mortimer Granville inventó un aparato de forma fálica que cumplía estos fines y lo patentó, incorporando el dildo a la terapia.

Hay que considerar que cuando se inventó la energía eléctrica de uso doméstico, el vibrador de uso sexual para las mujeres, fue el quinto aparato en el mundo en ser electrificado, después de la maquina de coser, el ventilador, la cafetera y la tostadora. Esa era la importancia que se les atribuía.
Ya en 1904, era un artículo habitual, con un costo entre 20 y 200 dólares según el número de accesorios. Ya en esa época venían con elementos intercambiables y eran más pequeños y manuables. Incluso las grandes tiendas Sears en Estados Unidos los presentaba en sus catálogos con publicidad que decía " una ayuda que toda mujer sabe apreciar". Era habitual considerar que esta era la forma de mantener a las mujeres contentas y relajadas.

Al acercarse los locos años 20, y con la aparición del cine, se incorporaron estos elementos a las primeras películas pornográficas, lo que les hizo perder prestigio y seriedad. Ello y el avance de conocimiento los fueron distanciando del mundo médico y dejaron de ser un electrodoméstico frecuente y natural. Ya el año 22 se percibe que las revistas y catálogos no publican publicidad y en unos pocos años dejan de ser parte de lo habitual, comenzando su ingreso a un absurdo mundo clandestino.
Entre los años 30 y los años 60, la cultura de post guerra y el puritanismo norteamericano que se extendió en el mundo occidental, cubrió los accesorios sexuales con un manto de sordidez que aún perdura en muchos sectores, y luego de ser artículos que aparecían en las revistas femeninas o en los catálogos de tiendas familiares, se transformaron en elementos transados en tiendas de poca clase y en total privacidad.

Luego de la revolución sexual de los 60, el tema comenzó a emerger nuevamente, pero nunca con la naturalidad de principios de siglo.
Muchos autores los han recomendado, y están validadas desde la perspectiva sexológica, sin embargo las trabas culturales y algunas religiosas han limitado su uso.
Actualmente existen y se venden en todos los países, y además con las ventajas de los nuevos materiales sintéticos y las tecnologías que permiten una mucha mayor versatilidad y alternativas para incrementar el placer de hombres y mujeres.

Consoladores
Son elementos de penetración, de forma fálica, actualmente de silicona u otro material sintético. Sirven para penetración vaginal o anal en hombres y mujeres. Es el más antiguo de los accesorios conocidos y data del año 1000 a.c., de donde provienen los primeros testimonios.

Vibradores
Son consoladores que además vibran provocando sensaciones muy placenteras, ya sea con o sin penetración, al aplicarlo como masajeador. Los primeros son de 1850 y actualmente existen con pilas o baterías, incluso con control remoto.

Anillos
Son un accesorio para el pene, originado en china y destinado a prolongar la erección y retardar la eyaculación. Los hay simples, que solo presionan la base del pene, y con aditamentos que colaboran en la excitación de la mujer.

Bolas Chinas o Esferas Anales
Existen para uso de hombres y mujeres, unidas con un cordón o con una unión de silicona. Originalmente en China eran metálicas, pero actualmente son sintéticas. Se usan para penetración vaginal o anal con distintos tamaños. Incluso se recomienda su uso para el pompoarismo o ejercicios de Kegel.

Estimuladores clitorianos
Son elementos pequeños que se posan sobre la vulva y el clítoris, actuando con masaje y vibración que provoca orgasmos muy fácilmente. Existen algunos con arneses de elásticos para portarlos bajo la ropa y operarlos a control remoto.

Ataduras
Son elementos de cuero y/o metal para inmovilizar a la pareja, en las manos o piernas. Tal vez junto con el consolador, lo más antiguo utilizado, por la frecuencia con que se usa la inmovilización como un acto de sometimiento, tanto en actos heterosexuales como homosexuales.

Lubricantes
También muy antiguos, se sabe que casi todas las culturas han usado aceites o extractos vegetales como lubricantes, retardadores o estimuladores. Actualmente se recomiendan los geles y cremas de base acuosa, con sabores y perfumados.

Juguetes Sexuales

Los complementos sexuales, existen desde hace unos 2.500 años. Los antiguos egipcios y los griegos ya usaban consoladores, al igual que los romanos, los cuales hacían velas semejantes a enormes penes. Antiguos manuscritos chinos, explican cómo atar la base del pene con seda para mantener la erección, una versión primitiva del Lazo Erector.

Los sexólogos recomiendan el uso de estos juguetes sexuales, así como las películas y lencería eróticas como una forma de enriquecer la vida sexual con la pareja.

En este sitio podés descubrir los productos más sensuales y eróticos que existen. Diseñados para tu máximo placer y diversión.

Los juguetes y la sexualidad

Aquí la palabra pudor no existe, tampoco la vergüenza o el prejuicio, quien se atreve a entrar en una sex shop lo sabe o al menos debería. Aquello que en un principio era curiosidad, morbo o rebeldía, pronto se convierte en un afán desmesurado por ver, entender y comprender un mundo que, aunque semi-oculto, existe y recibe visitantes. En su mayoría son jóvenes, que desean que se les ilustre e introduzca en el mágico tema de la sexualidad. Tal parece que los mayores de 40 prefieren las antiguas usanzas, aunque en sus fantasías siempre existe la posibilidad a este juego, el tema es dejarlo hacer realidad...

No todos los juguetes son para ser utilizados en forma individual, hay tipos de vibradores que pueden ser utilizados en el juego sexual y colocado entre la pareja para estimularse. La utilización de juguetes sexuales debe ser placentera y divertida. Si uno intenta desinhibirse, se podrá ver que los "ruidos" dejan de ser molestos para convertirse en experiencias positivas de auto descubrimiento.

Los juguetes sexuales pueden mejorar el juego sexual, son productos de los que se necesita conocer para saber cuál es el más conveniente. La única forma de alcanzar un orgasmo con algún juguete sexual es experimentándolo.

Los sexólogos afirman que las relaciones pueden ser más intensas y satisfactorias si se recurren a los juguetes sexuales. Si bien no son imprescindibles, la introducción de estos juguetes sexuales ayuda enormemente, porque enriquecen la vida sexual y crece de una manera abierta y libre.

Es más, algunos artículos, son utilizados por los sexólogos en las terapias para tratar problemas, como por ejemplo, los vibradores, que ayudan a aquellas mujeres con dificultades para alcanzar el orgasmo.

Quedó atrás la idea de que los juguetes sexuales eran objetos de consuelo de las mujeres que no tenían compañero. Hoy, las mujeres adquieren estos accesorios no para reemplazar al compañero, sino para mejorar su satisfacción sexual y explorar un mundo de sensaciones desconocidas.

Según los especialistas, un 90% de las compras de consoladores (así es cómo se los conocen, y no hay que dar tantas vueltas) es realizada por mujeres, siendo el principal segmento de consumidoras, de entre 30 y 50 años, muchas de éstas con dificultades para alcanzar el orgasmo con la penetración.

Varios estudios afirman que sólo el 30% de las mujeres alcanzan el orgasmo con penetración, y que 60% sólo lo consigue con masturbación. En este último caso, el uso de accesorios es una vía eficiente para la estimulación del clítoris, sea por masaje o vibración (la cual es fácilmente controlable).

Tanto los juegos como los juguetes sexuales evitan la monotonía, incrementan el deseo y convierten la relación en un acto lúdico, colmado de nuevas sensaciones.

¿En qué ayuda el uso del vibrador?

Al principio, es común que la mujer se sienta insegura o inhibida de utilizarlo, pero superada esta etapa, el juguete puede proporcionarle muchos momentos de placer, sola o acompañada. Explorar el placer, la utilización del consolador es un ejercicio de autoconocimiento, que permite entender mejor cada sensación del propio cuerpo, identificar que es lo que mas provoca placer y determinar el tiempo necesario de estimulación.

Encontrar una forma para llegar al orgasmo: muchas mujeres alcanzan el orgasmo con un vibrador o con un consolador, y no con su pareja. Esto es fácil de entender, porque cuando la mujer utiliza el vibrador conoce el punto exacto que debe ser estimulado.
Ganar en autoconfianza: en la medida que la mujer conoce y controla su placer, sabe exactamente qué pedir a su pareja, en el momento del acto sexual.

Practicar juegos sexuales: mientras algunas mujeres no se sienten cómodas masturbándose frente a su pareja y prefieren realizar esa práctica en soledad, otras, compran vibradores para utilizar con su pareja, fantasear y explorar alternativas.
Los orgasmos múltiples en el clítoris se alcanzan con la ayuda de un vibrador. El secreto radica en reducir la intensidad, continuar con los movimientos pélvicos y evitar que el vibrador toque directamente el clítoris.

Es importante conversar con la pareja antes de incorporar un Vibrador a la relación sexual, ya que algunos hombres pueden sufrir un bajón en su autoestima (consideran que su pareja puede pensar que la performance del vibrador es superior a la que él es capaz de proporcionarle, en vez de entender que tal vez está buscando estimulaciones diferentes).

Hoy pueden adquirirse consoladores o vibradores de tamaños, materiales y colores variados, con estimulación simultánea de vagina y ano, con eyaculación de líquidos y todo lo que la imaginación sea capaz...

 



Consejos de Cuidado y Mantenimiento

Normalmente son de siliconas, este material se caracteriza por tener una textura suave y agradable como la piel humana. Lo mejor para mantener nuestros juguetes inalterables es lavarlos con agua templada y jabón neutro y luego tratarlos con Clean Toys, este producto es una solución a base de cloruro de benzalconio, un poderoso desinfectante que previene la transmisión de enfermedades.

Recomendamos usar sólo este producto y no otro ya que por sus propiedades es el único que asegura una larga vida útil a tus juguetes, preservando además la higiene del mismo y eliminando todo agente que pueda transmitir alguna infección.

El Vibrador

No cabe duda que es el más popular de los juguetes para adultos. Fuciona con pilas, estimulando las zonas erógenas mediante una vibración, lo que permite aumentar y variar las estimulaciones. De aspecto fálico, como el consolador, aunque no todos son iguales.

En la variedad está el gusto

Los hay de diferentes colores: carne, transparente, dorado, metalizado o de colores ácidos. De diferentes tamaños y formas: pequeños o grandes, estrechos o anchos, lisos o rugosos, rectos o curvados. De diferentes materiales como ser látex, silicona, plástico, metal y vidrio. Con vibraciones diferentes y velocidad única o variable.

Múltiples usos

Por ella: en los placeres solitarios, el vibrador aumenta la excitación al estimular el clítoris, los labios y el ano, o al introducirlo en la vagina. Provoca sensaciones rápidas e intensas, que pueden conducir al orgasmo, lo que ha contribuido a su enorme popularidad.

Por él: los hombres lo utilizan para estimular la zona anal o el Punto G masculino, que se encuentra a la altura de la próstata.

En pareja: son numerosos los sexólogos que recomiendan el vibrador para todas aquellas mujeres que no consiguen alcanzar el orgasmo. La postura de Andrómaco permite a la mujer servirse del vibrador para estimular su clítoris, que tiene como efecto paralelo el aumentar, debido a sus vibraciones, el placer del hombre. Además, utilizado en una doble penetración, el hombre sentirá también las vibraciones internas del juguete.

REGISTRARSE
Registro
Logueo
DESCUENTOS
Descuentos
SERVICIOS
Fundamentos
Encuesta
Consultas
Consejos
Hoteles
PREGUNTAS
Como Comprar
Pagos
Envios
Tupper Sex
Ventas Mayoristas
CONTACTO
E-mail
Newsletters
Terminos
y Condiciones
LOS + VENDIDOS
Kit Anal Sex 1 - INEXPULSABLE+VARITA+LUBRICANTE 30GR
Kit Sensaciones Antifaz + Slow Touch + Sexy Bed Aromatizador
Kit: Aceite Masajes, Slow, Antifaz, Sexy Bed
Kit: Delfín Vibro + Sensual Oil + Sexy Masc + Slow Touch
Matador con Vibrador
Safari Vertebrado + Vibrador
SENSUAL OIL JAZMIN - ACEITE CON FEROMONAS
Sex Flavor - Extra Lubricante Efecto Caliente Sabor Chocolate
Sex Flavor - Extra Lubricante Efecto Caliente Sabor Chocolate
SEXY MASC - ANTIFAZ ENCAJE
2006 Plan B Sex. Todos los derechos reservados.
www.planbsex.com